Archivos Mensuales: mayo 2019

Chile ~ Argentina

CHILE

La ubicación de Chile mantiene al país en cierto aislamiento ya que está separado del resto del continente por cuatro accidentes geográficos muy relevantes. El desierto de Atacama, en el norte, es probablemente el lugar más seco de la tierra ya que ni siquiera todos los años se recogen precipitaciones suficientes para poder cuantificarlas. En el este se encuentra la cordillera de los Andes con una altura media que ronda los 4.000 metros y que en su techo casi alcanza los 7.000. Al oeste el océano Pacífico y al sur los hielos de la Patagonia frente a la Antártida. Estos accidentes geográficos ofrecen muy diversas condiciones para el desarrollo del viñedo por lo que Chile puede considerarse un país único en el mundo del vino.

1

Chile, gracias a este accidentado y peculiar relieve, tiene más diversidad de suelos y climas de este a oeste que de norte a sur. El clima presenta en general característica de tipo mediterráneo, es seco y con temperaturas cálidas. Marcado por la baja humedad atmosférica y la amplia variación térmica día-noche lo más relevante es la elevada radiación solar. Estos factores son de especial importancia para el viñedo ya que su combinación favorecerá unos largos periodos de maduración, con la consiguiente elevación de la calidad de las uvas.

 

La fuerte influencia de la corriente de Humboldt en la temperatura del aire sobre el mar conlleva que durante el día frescas brisas marinas soplen desde el litoral hacia el interior, llenando el vacío dejado en el valle por el aire cálido que asciende desde el este. Por las noches el aire frío que desciende de las montañas hace que los vientos frescos soplen a la inversa. Estas condiciones favorecen una larga temporada de crecimiento que permite desarrollar aromas complejos a la vez que se mantiene la acidez en las uvas. Aunque el régimen de precipitaciones en Chile sea en general muy bajo, este aire frío y húmedo que penetra desde el mar ayuda a hidratar los viñedos. En la agricultura chilena el regadío, procedente principalmente de ríos alimentados por el deshielo, es imprescindible porque las precipitaciones son escasas. El tradicional riego por inundación se está sustituyendo por el riego por goteo, mucho más eficiente y controlable.

2

La vid se estableció en Chile, procedente de Perú, de la mano de los españoles en el siglo XVI. Las variedades criollas se instalaron en el norte, en zonas cercanas al desierto de Atacama, donde a pesar del sofocante calor los viñedos de regadío plantados en emparrado se convirtieron en la fuente principal de uvas para la elaboración del pisco, producto obtenido de la destilación de vino.

Tras su guerra de independencia en 1810, Chile comienza la que es conocida como fase francesa de la viticultura. Las grandes fortunas deciden crear sus grandes fincas de viñedos, a imagen de los franceses, en los valles al sur de Santiago. Allí se establecen algunos de los viñedos más antiguos del país y que aún hoy siguen en producción. Las variedades criollas como País y otras, dominantes en aquella época, se arrancan para dejar espacio a variedades francesas de calidad, principalmente bordelesas, como Cabernet Sauvignon, Merlot, Carmenère, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Afortunadamente estas variedades se trasladan a Chile desde Francia antes de la entrada de la filoxera en Europa por lo que hoy en día siguen plantadas en pie franco al estar el país libre de esta plaga. Al mismo tiempo se recurre al consejo de enólogos franceses, que aportaron las modernas técnicas de aquel momento, y las circunstancias hacen que una Europa sedienta por la devastación de sus viñedos causados por la plaga compre todo lo que se produce en el país. Esta coincidencia fortuita permite vivir una breve época dorada al vino chileno, en la que el volumen terminó siendo más importante que la calidad.

La crisis posterior por la pérdida de las exportaciones masivas, debida a la recuperación del viñedo europeo gracias a la implantación de los patrones de pie americano, duró hasta finales de los años 70 del siglo XX. La llegada al país en esos momentos del español Miguel Torres puede considerarse como la influencia externa más importante que ayudó a colocar a Chile en el mapa internacional del vino. Él llevó los equipos modernos de vinificación y empujó a los viticultores a seleccionar las mejores variedades y a buscar los mejores terroirs. 20 años después Chile incrementaba sus exportaciones a ritmos del 50% anual durante varios ejercicios hasta que la llegada del siglo XXI y la creciente competitividad han supuesto un nuevo reto. Chile no se ha deshecho aún de su imagen de vino básico, correcto y barato en un mundo que valora la diferencia. El vino chileno necesita una nueva imagen de país productor de vinos de calidad para relanzar sus exportaciones y parece que la variedad Carmenère, la apuesta elegida, puede jugar la misma carta que Malbec en Argentina, pero aun es pronto para saberlo.

 

Junto a la elección de Carmenère, prácticamente inexistente en los viñedos de otros países, como variedad estrella los chilenos han comenzado también a apostar por la producción de vinos a pequeña escala procedentes de las mejores combinaciones de terroirs y variedades . A mediados de los años 90 el Ministerio de Agricultura chileno creó las Denominaciones de Origen. Con esta normativa sólo se regula el ámbito geográfico y algunas reglas de etiquetado, por lo que no existen restricciones de variedades, prácticas de viticultura o técnicas enológicas a utilizar. Los vinos deben utilizar al menos un 75% de uvas de la zona para poder utilizar una designación y al menos un 75% de la variedad para etiquetarse como monovarietal pero para cumplir con las leyes de algunos de los principales países de destino de sus vinos, como la Unión Europea, la mayoría de productores utiliza al menos un 85% en ambos casos. También están regulados otros términos de etiquetado, como los indicaciones de envejecimiento, pero tienen escaso significado ya los productores suelen usarlos sólo como distintivos de niveles de calidad superiores.

El país se dividió en 6 grandes Regiones Vitícolas diferentes, de norte a sur: Atacama, Coquimbo, Aconcagua, Valle Central, Regiones del Sur y Región Austral. Estas 6 Regiones se dividen en varias Subregiones que a su vez pueden dividirse en Zonas y múltiples Áreas.

LISTADO DE REGIONES Y SUBREGIONES
ATACAMA (Valle de Copiapó, Valle del Huasco)
COQUIMBO (Valle del Elqui, Valle del Limarí, Valle del Choapa)
ACONCAGUA (Valle del Aconcagua, Valle de Casablanca, Valle de San Antonio)
VALLE CENTRAL (Valle del Maipo, Valle del Rapel, Valle de Curicó, Valle del Maule)
REGIÓN DEL SUR (Valle de Itata, Valle del Bío-Bío, Valle del Malleco)
REGIÓN AUSTRAL (Valle del Cautín, Valle de Osorno).

5

 

Argentina

Argentina se extiende desde el paralelo 22° S al 54°S, con una extensión de Norte a Sur de 3694 km. La longitud es variada y alcanza un ancho máximo de 1500 km. Además de su gran extensión, con la cual se puede explicar la diversidad de climas, posee diversas altitudes que van desde la Cordillera de los Andes en el Oeste hasta el Océano Atlántico en el Este.

En la actualidad, Argentina cuenta con los viñedos más altos del mundo y con algunos de los viñedos más australes. Junto a sus suelos pobres y la gran cantidad de rayos solares logra una gran diversidad de variedades y estilos.

6

Clima:

Más del 98% de sus viñedos poseen clima continental semi-desértico con temperaturas medias que van desde 15° C a 19° C. El régimen de lluvias se concentra principalmente en verano cercano a la época de cosecha y la pluviometría varía entre 100 y 300 mm anuales, lo que vuelve imperante el uso del riego.

El agua de riego en su mayoría proviene de deshielos a través de ríos superficiales o subterráneos y acuíferos naturales. El tipo de riego utilizado puede ser por inundación, surco o goteo.

Los principales riesgos climáticos son el granizo, las heladas tempranas o tardías, los vientos durante la floración o el viento Zonda en la zona de Cuyo.

7

Suelo:

Los suelos son relativamente nuevos, siendo la mayoría Cuaternarios, pertenecientes a la Era Cenozoica, es decir, desde dos millones y medio de años atrás hasta la actualidad.

Suelos de origen coluvial, aluvional, éolico o fluvio glaciar que han dejado cantos rodados y arcilla, limo y arena con diferentes proporciones más trazas de minerales. Se pueden encontrar sectores con granito, concentraciones de carbonatos de calcio e incluso suelos de origen volcánico, pero estos son las excepciones.

9

Historia:

La producción y consumo de vinos de Argentina se remonta a más de cuatrocientos años, cuando los primeros especímenes de “vitis vinifera” fueron traídos a América por los colonizadores españoles a comienzos del siglo XVI.

En el año 1551 se introdujo el cultivo en la Argentina y se propagó por el centro, oeste y noreste del país. Favorecida por las óptimas condiciones climáticas y de suelo de la región andina, la vitivinicultura manifestó un amplio y acelerado desarrollo.

Los sacerdotes católicos que llegaron a estas tierras establecieron viñedos cerca de sus monasterios, para poder asegurar el vino necesario para celebrar la santa misa.

Durante el siglo XIX, los inmigrantes europeos trajeron nuevas técnicas de cultivo y otras variedades de cepas, que hallaron en Los Andes y el Valle de Río Colorado, el hábitat ideal para su crecimiento.

Entre 1850 y 1880 Argentina logró incorporarse a los circuitos económicos mundiales. Dos factores facilitaron esto. Por un lado, los ferrocarriles que afianzaron las comunicaciones entre las provincias del interior. Por el otro, la incorporación de tierras de la Patagonia al territorio nacional tras la campaña del desierto. La expansión de superficies aptas para la actividad agropecuaria y la inmigración fueron condiciones para que la industria vitivinícola se asentara como industria nacional.

Durante este período se creó la Quinta Normal de Agricultura de Mendoza en 1853, primera escuela de Agricultura del país. Michel Aimé Pouget fue director de la Quinta y fue el primero en introducir cepajes franceses a Mendoza, propagar su cultivo y enseñar métodos científicos en el aprovechamiento de los frutos. Tanto en Mendoza como en San Juan comenzaron a producirse transformaciones tendientes a la modernización de esta actividad.

Tanto la sanción de la Ley de Aguas y la creación del Departamento General de Irrigación como la suma de medidas de fomento agrícola y crédito para el cultivo, la construcción de bodegas y la dotación de máquinas y equipamiento tecnológico moderno además de la formación de recursos humanos capacitados para desarrollar la vitivinicultura con bases científicas facilitaron la ampliación de hectáreas cultivadas con vides y el aumento en la cantidad de vino elaborado.

En 1873 Argentina contaba con una superficie de 2.000 hectáreas y en 1893 la superficie de vides se había quintuplicado a unas 10.000 hectáreas.

El aumento de la superficie cultivada con vides y el crecimiento de bodegas produjeron cambios en el territorio, en el paisaje  y en la arquitectura.

A comienzos de 1990 la cantidad de superficie plantada era de 210.371 hectáreas.

Ya en la década del 60’ el circuito de producción y elaboración de vino se completaba en los grandes establecimientos vitivinícolas, con plantas de fraccionamiento y una sólida red de comercialización distribuida en los principales centros de consumo del país.

En 1970 se produjo un quiebre en el modelo centrado en la producción de grandes volúmenes vínicos de baja calidad dirigida al mercado interno. La irrupción de bebidas gaseosas y cerveza provocó una caída en la demanda del consumo de vino común que pasó de 90 litros per cápita en 1970 a 55 litros en 1991. Entre 1982 y 1992 se produjo una gran erradicación de viñedos que representó el 36% de los viñedos existentes en ese entonces.

Entre fines de 1980 y principios de 1990 se inició una nueva etapa en la vitivinicultura argentina. La entrada de la economía nacional en el neoliberalismo implementó un modelo de ajuste de la economía integrando a los territorios al mercado mundial. Surgieron nuevos empresarios nacionales y extranjeros, que orientaron su industria a pequeñas producciones de altísima calidad, tanto para el consumo interno como para la exportación. Debido a la incorporación de tecnología de elaboración, sistema de cultivo, selección de cepaje y nuevos sistemas de comercialización, la industria vitivinícola argentina se ha posicionado en el mercado internacional.

Actualmente la superficie cultivada en Argentina es de 223 mil hectáreas concentrándose más del 95% el cultivo en la Región de Cuyo (Centro-Oeste del país). (1) Y cuenta con 881 bodegas en producción.

El mapa argentino vitivinícola se compone de cinco regiones principales. De Norte a Sur son las siguientes:

  1. Región de salta y Catamarca
  2. Región de La Rioja
  3. Región de san juan
  4. Región de mendóza
  5. Región del sur de argentino.
  6. 8

Variedades: MALBEC

Argentina produce las variedades internacionales pero logra diferenciarse con vinos de cepas peculiares, como la Torrontés que es una uva blanca aromática, casi rústica pero con carácter propio y la tinta Malbec que se caracteriza por dar vinos intensos y frutados.

El Malbec es la cepa insignia de Argentina; el país que tiene mayor superficie de Malbec en el mundo. Es una cepa originaria del Sur Oeste francés, en donde es llamada Côt, de estilo tánico y duro. Por su intenso color y sus matices oscuros, los vinos obtenidos con esta variedad se llamaban “los vinos negros de Cahors”. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad.

La conquista del mercado inglés fue un paso decisivo en la valoración de esta cepa en Inglaterra y en el mundo.

En 1852 esta variedad es traída a Argentina por Michel A. Pouget, Ingeniero Agrónomo francés contratado por el gobierno nacional de este país.

En 1863, la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, por lo que el “Cot” cayó en el olvido dejando, sin embargo, una cultura de apreciación del Malbec ya construida.

El Malbec en particular se adapta rápidamente a los diversos terruños que ofrece la geografía del país y comienza a producir vinos incluso mejores que en su tierra de origen.

Argentina se convierte en el único país en el que se encuentran cepas originales de Malbec auténticamente provenientes de Francia.

10

Aquí os dejo la presentación para poder ojearla.

CHILE – ARGENTINA

Vinos a catar:

Son 5 vinos, dos chilenos un rosado reserva 2016 de Bodegas Santa Digna y un tinto reserva 2015 de Bodegas Casillero del Diablo, ambos están elaborados en la zona del valle central. los otros tres vinos son argentinos. El primero vino tinto de malbec 2017 elaborado por la Bodega La Consulta, el segundo vino también es un vino tinto malbec 2017 de Bodegas Séptima y el ultimo vino tinto es un reserva 2015 elaborado por Bodegas y Viñedos Santiago Graffigna.

El orden de la cata es la de la foto.

  Vista Olfato Gusto Puntuación
1 Color cereza con un brillo medio. Se observa bastante capa. Notas perfumadas de fruta madura, como la ciruela y la fresa.

Con una sensación muy dulzona.

Paladar de gran cuerpo y fina acidez. Elegante y va evolucionando hacia un prolongado retrogusto.  
2 Color rojo purpura Nariz poco intensa, donde destaca el aroma a especiados, destacando la nuez moscada. Con unos toques herbáceos. Equilibrado en boca , muy afrutado con un final de boca largo , donde destacan los taninos dulces. 10
3 Color rojo oscuro y muy brillante. Aroma muy intenso y atrayente. Destaca la fruta como la ciruela principalmente pero con unas notas de regaliz. Vino equilibrado en cuanto al dulzor alcohólico y la acidez. Es un vino robusto, es decir con cuerpo y muy sabroso a media boca.

El final de boca es largo donde destacan los taninos dulces y unos toques balsámicos.

21
4 De color rojo picota intenso, brillante, con un borde violáceo La intensidad en nariz es media – alta, predominando los frutos rojos maduros, con un ligero y agradable toque a vainilla En boca es elegante, potente pero suave y fácil de beber. Ligeros toques herbáceos y un agradable final en boca persistente. 17
5 Color rojo picota madura muy bien cubierto de capa, con tonalidades ligeramente granates Muy fragante y compleja nariz, con aromas de fruta como la fresa y la ciruela, combinados con notas de regaliz y mentolados. En boca resulta carnoso y bien estructurado, con unos taninos nobles y aterciopelados y una buena carga frutal. En su fi al, largo y persistente, regresan las reminiscencias especiadas que anunció la nariz. 12

 

Anuncios

D.O. Toro

Cierro la ronda de catas con la Denominación de Origen Vinos de Toro (enlace a mi presentación aquí →VINOS TORO Cristina MG).

Toro es una denominación situada al sureste de Zamora y suroeste de Valladolid. Comprende parte de las comarcas naturales de Tierra del Vino, Valle del Guareña y Tierra del Toro. Actualmente cuenta con una extensión de unas 62000Ha, de las que se destinan a viñedo unas 8000Ha.mapa_do_toro

En cuanto al clima de esta zona, es un clima continental y extremado con influencias atlánticas de carácter árido. Hay que tener en cuenta que Toro se encuentra quizás algo más baja que sus alrededores, pero dentro de toda esta zona montañosa.mapa-fisico

Las precipitaciones son de 350 a 400mm anuales, la temperatura media anual de 12-13ºC y las horas de sol efectivas rondan las 2600, incluso hasta 3000. Esto hace que el ciclo vegetativo de la vid sea de unos 230 días.

Los viñedos tienen una altitud de entre los 620m y los 750m y son suelos pertenecientes en su mayoría a la Era Terciaria, aunque también hay de la Cuaternaria.

Dentro de los suelos se diferencian hasta ocho tipos:

  1. Suelo cuaternario, con canto rodado y arena
  2. Suelo terciario, arena y grava
  3. Suelo cuaternario, arcillo-limoarenoso (igual parecido al de aquí) y arcillo-limopedregoso
  4. Suelo terciario, franco-arenoso
  5. Suelo terciario, arcilloso
  6. Suelo terciario, áspero franco-arenoso
  7. Suelo cuaternario, cascajo y arena y terciario, de canto rodado y arena
  8. Suelo terciario, areno-arcilloso

 

Sobre la historia de la D.O. Toro, decir que son vinos de una gran tradición, según cuentan, tienen su origen antes incluso que el asentamiento de los romanos.

En la Edad Media eran considerados como productos con mucha reputación, y por eso les fueron concedidos privilegios reales que les permitían su venta en ciudades en las que no permitían la comercialización de algunos otros vinos. Con esto consiguieron que estos vinos se introdujeran en muchas bodegas de familias reales y navíos que más tarde alcanzarían tierras del denominado Nuevo Mundo.

En el siglo XIX, tras la filoxera, a Francia le hacía falta suplir toda la cantidad de vino que había perdido por esta plaga, y desde Toro se exportaron grandes sumas de sus vinos.

Después en el siglo XX, por los años 70, se dieron los primeros pasos para crear lo que llegaría a ser la DO Toro, la cual culminó en 1987. Aunque también hay datos que recogen que la primera mención de esta DO fue en 1932 en un Decreto de la II República.

A día de hoy, su Consejo Regulador cuenta con 60 bodegas, 5376 Ha registradas y 1019 viticultores inscritos. Además, es una zona que en las últimas décadas ha ido ganando bastante protagonismo, tanto nacional como internacionalmente.

Su producción se realiza toda como aquí en Rioja, bajo la rigurosa normativa del consejo regulador, el cual vela por que se cumplan todas las normas establecidas desde la plantación hasta la comercialización del producto pasando por todas las prácticas que esto conlleva.

Los vinos más elaborados en esta zona son los tintos, y concretamente, los más populares son los hechos con la variedad Tinta de Toro. Realizan vinos con uva despalillada o con maceración carbónica. Y se dividen entre jóvenes, jóvenes roble, crianzas, reservas y grandes reservas.

También elaboran blancos con maceraciones cortas en frío y fermentación a baja temperatura; y rosados por sangrado con estas mismas técnicas para mantener todo el potencial aromático posibles de sus variedades.

Es una zona donde se fomenta la plantación de las variedades autóctonas. Dentro de estas variedades se encuentran:

  • TINTA DE TORO: Es la variedad autóctona por excelencia, se cree que fue introducida posiblemente por los romanos, ya que existen documentos que reconocen el cultivo de la vid en esas épocas. Es un tipo de tempranillo. Tiene una maduración temprana-media, racimos concentrados de tamaño medio, con hollejo grueso de color azul-violáceo oscuro. Aportan color, aroma a frutas rojas y volumen.
  • GARNACHA: Más conocida en nuestra zona, denominada también como tinto aragonés de donde procede y fue traída por los fenicios y griegos hasta Toro. Tiene una maduración más tardía, racimos medios y de habitual corrimiento. Hollejo fino de color azul-rojizo y aporta aromas sutiles de la variedad y cremosidad.
  • VERDEJO: Implantada en esta zona por los mozárabes, que la trajeron desde Algaida (norte África). Tiene racimos pequeños, con hollejo grueso de color verde. Aportan muchos aromas y destaca el de almendra amarga, también les da cuerpo y suavidad.
  • MALVASÍA: Introducida por los almogávares desde Grecia, se plantaban con gran eficacia, aunque no se obtiene demasiada producción de ellas. Racimos grandes poco compactados, con uvas de hollejo fino y color verde amarillento. Da mucho dulzor y aromas frutales. Suelen ser vinos alcohólicos y de buena acidez.

 

Cata: para esta ocasión he escogido un total de seis vinos. Como vi que había varios jóvenes de la cosecha de 2018, me decanté por coger la mitad de estos. De los otros tres, dos crianzas, 2015 y 2016, y un reserva 2012 con los que poder hacer comparación de evolución del vino, ya que eran todos del mismo tipo de uva; la característica Tinta de Toro (o tempranillo). Los vinos fueron los siguientes:

VISTA OLFATO BOCA
1 Menos intensidad que el resto. Mayor brillo. Muchos azules. Muy frutal, a frutas maduras y rojas. Aroma muy intenso y agradable. Se parece más a los de Rioja. Sale alguna nota balsámica. Se nota el grado con calor en la boca. Esta equilibrado acidez-alcohol. Se nota que tiene grado. Tiene mucho sabor a las frutas que se han olido. Al final de boca tiene algo de tanino, que no resulta fuerte, aunque deje algo de amargor. Da sensación de buenas uvas maduras. Ha gustado bastante.
2 Coloración con más azules. Parece más joven A copa parada tiene más aromas verdosos, herbáceos. Parece que va a ser un vino más duro que el anterior. Al agitar se abre más y parece más frutal y algo balsámico. Acido, tanino muy marcado que se engancha. Al final de boca también resulta astringente.

Le hubiese venido bien algo de madera.

3 Segunda intensidad más alta, pero menos evolucionado. Parece más juvenil Menor intensidad, pero parecido al primero. Tiene notas más balsámicas. Es muy penetrante. Al agitar se mantiene, no se intensifica. Puede recordar al olor de las orujas. Sensación dulce del alcohol y algo amarga que se amplifica a media boca. En sensación global es positivo, pero tiene algo de tanino.
4 Intensidad colorante más alta. Igual algo más evolucionado que los otros. Fruta madura. Huele a madera algo vieja, tiene un herbáceo penetrante que incluso puede ser algo picante como azufrado. Algo plano al principio. Tiene cantidad de tanino, pero dulzón, bien incorporado. Buen sabor. No se nota nada la acidez, más que para mantener el alcohol y la madurez. Esta mejor en boca que en nariz.
5 Menos intensidad en comparación con los demás. Mayor brillo. Parecido al cuatro. Por un lado, tiene el aroma a fruta madura y por otro a pólvora. Quizás algo más intenso este último. Tiene menos cuerpo que el anterior, y resalta algo más el tanino. Es ligero y su tanino es más verdoso.
6 También intensidad muy alta. Tonalidad más evolucionada, se puede intuir que es el reserva porque sabemos los tipos de vinos presente, pero aun así tiene muchos azules. Huele muy dulce, fruta muy madura, membrillo. Muy equilibrado, resulta casi dulce. Sabe a lo que huele. Es gordito. Igual un poco plano, con grado, dulzón. Tanino muy dulce y domado, trabajado en madera. Es un vino muy comercial.

Puntuaciones:

PUNTOS 1 2 3 4 5 6
Jóven Colegiata 2018 Jóven Peñamonte 2018 Jóven Matsu “el Picaro” 2018 Crianza Matsu “el Recio” 2016 Crianza Bajoz 2015 Reserva Dama de Toro

2012

Catador 1 6 1 2 4 3 5
Catador 2 5 1 2 6 3 4
Catador 3 5 1 2 6 4 3
Catador 4 6 1 2 4 3 5
Catador 5 4 1 2 6 3 5
Catador 6 2 1 5 6 3 4
Catador 7 6 1 2 4 3 5
TOTAL 34 7 17 36 22 31

SIDRA

SIDRA

El pasado 11 de marzo realizamos una cata de sidra de las dos zonas más importantes de elaboración de sidra de nuestro país Asturias y País Vasco.

Aquí podéis ver la presentación que hice en clase Presentación1

La elaboración de la sidra sigue una serie de etapas. Primero viene la recolección que se realiza en el período de maduración más óptimo. Las manzanas se clasifican en tres tipos las dulces las ácidas y las amargas. Y después va la maduración.

La segunda fase del proceso es la molienda, el método tradicional consiste en machacarla con un martillo y otro método que es con grandes martillos con piedras. Actualmente se usan sistemas de machaque rápido hechos de acero inoxidable. Tras la molienda se procede al prensado se usan prensas de cajón mecánicas e hidráulicas. Después se procede a la clarificación del mosto que puede ser físico o bioquímico. El siguiente proceso es la fermentación alcohólica y seguidamente la maloláctica en la cual se presentan cambios sensoriales en la sidra. Seguidamente se realiza el trasiego que consiste en eliminar las borras del líquido por sedimentación y se embotella.

En España la principal región productora es el Principado de Asturias, seguida del País Vasco, copando ambas el 99% de la producción nacional.

Por su singularidad hay que diferenciar la sidra natural de la sidra gasificada. En general, mientras en el norte de España se consume mayoritariamente la sidra natural, en el resto el mundo se acostumbra a consumir sidra supergasificada.

Sidra en España

La sidra ha quedado desde el siglo XIX centrada principalmente en el Principado de Asturias y en Guipúzcoa. La antigua cultura de la sidra de regiones como Vizcaya, Alava o Navarra quedó reducida a lo testimonial una vez fueron copadas por el vino tanto el txakoli como el de la rioja alavesa. La sidra ha sido siempre la bebida de las regiones menos favorables para bebidas consideradas más nobles. Solamente en las décadas recientes, gracias a asociaciones gastronómicas vascas y subvenciones, se ha comenzado nuevamente a producir sidra en estos territorios, a plantar nuevos manzanales y buscar de alguna manera identificar esta bebida tan “diferenciada” del resto de España con la tradición vasca a pesar de haber sido una cultura muerta durante décadas (en algunas regiones siglos) en la mayor parte de País Vasco y Navarra.

En la actualidad en Asturias, la sidra sigue siendo considerada no solo una bebida, sino una parte intrínseca de su cultura y folklore, y es la primera región española productora de sidra con más del 80% de la producción nacional en 2002 se creó la DOP sidra de Asturias. Donde se usa manzana autóctona.

CATA

PRODUCTOR: Sidra el gaitero

FASE VISUAL: Límpida y transparente. Color dorado y está pasada por filtro.

FASE OLFATIVA: olor a manzana madura y con toques cítricos.

FASE GUSTATIVA: equilibrada, da sensación caliente presenta mucho cuerpo.

ZONA: Asturias

dav

PRODUCTOR:  Camin

FASE VISUAL: presenta una ligera turbidez. Con posos.

FASE OLFATIVA: olor a avellanas y a frutos secos sobre todo.

FASE GUSTATIVA: tiene carbónico es más ácida, supera al dulzor y tiene un final de boca largo y agradable con toques cítricos y es refrescante.

ZONA: Asturias

dav

PRODUCTOR: Cortina

FASE VISUAL: presenta el estándar de sidra natural.

FASE OLFATIVA: huele a manzana fresca y es más limpia.

FASE GUSTATIVA: tiene una acidez más grata. Más natural y tiene un final de boca más refrescante.

ZONA: Asturias

dav

PRODUCTOR: Isastegui

FASE VISUAL: estándar de sidra natural también y es la más turbia.

FASE OLFATIVA: aroma ácido, a nuez. Conserva más carbónico.

FASE GUSTATIVA: ácida, típica de la zona y es sabrosa.

ZONA: País Vasco.

dav

PRODUCTOR: Zapiain

FASE VISUAL: estándar de sidra natural.

FASE OLFATIVA: nariz no tan afrutada, fresca. Toques a frutos secos.

FASE GUSTATIVA: equilibrada, fácil de beber y es comercial.

ZONA: País vasco.

dav

PRODUCTOR: Maeloc

FASE VISUAL: límpida y transparente. Está gasificada y tiene un color dorado.

FASE OLFATIVA: huele a ambientador de los dulces y olores a gominola. Es una sidra de pera.

FASE GUSTATIVA: gominolas de frutas, artificial.

ZONA: Galicia

dav

1 SIDRA

EL GAITERO

ASTURIAS 16
2 CAMIN ASTURIAS 22
3 CORTINA ASTURIAS 36
4 ISASTEGUI PAÍS VASCO 31
5 ZAPIAIN PAÍS VASCO 34
6 MAELOC GALICIA 8

dav

Vinos de Portugal

Hoy le ha tocado el turno a los vinos de Portugal. (adjunto presentación: VINOS PORTUGAL Cristina MG)

Como ya sabréis, Portugal es un país perteneciente a la Unión Europea, que lo tenemos muy cerca, ya que se encuentra en la Península Ibérica, y pese a su tamaño es un gran productor de vinos.

A nivel mundial, es actualmente el sexto productor de vinos, cosa que pocos países de su tamaño pueden permitirse. Y esto se debe a la gran extensión de viñedos que tiene a lo largo de todo su territorio y al clima. climas

Tiene un clima Mediterráneo, aunque puede variar mucho según la zona, porque es un país de gran diversidad topográfica, y por lo tanto climática. Esto influye mucho a la hora de producir los vinos porque las características que hay en la zona del interior montañoso van a ser muy dispares a las del sur en el Algarve, por ejemplo. Y gracias a esto, es por lo que puede producir tanta variedad de vinos. Por lo tanto, no tiene mucho sentido hablar de temperaturas medias o precipitaciones porque van a ser específicas en cada zona.

 

Históricamente, ha sido considerado un productor tradicional del Viejo Mundo. Su vinos son resultado de una sucesión de tradiciones introducidas en Portugal por diversas civilizaciones como los fenicios, cartagineses, griegos y principalmente los romanos. También las primeras exportaciones de vinos portugueses empezaron durante el Imperio Romano con el envío de vinos a Roma. Más recientemente, las exportaciones modernas se desarrollan con el comercio con el Reino Unido.

También comentar que Portugal tiene el más antiguo sistema de denominación de origen del mundo, la Región Demarcada del Duero. Posee además dos regiones productoras de vinos protegidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad: la Región Vinícola del Alto Duero Viñatero, que produce el conocido generoso Vino de Oporto, y el Paisaje de la Cultura de la Viña de la isla de Pico (Azores).

viniportugal_mapa

En cuanto a sus zonas vinícolas:

Vinho Verde:  Es la mayor región delimitada de Portugal, está situada al noroeste del país y cuenta con aproximadamente 30.000 ha. Las vides crecen sobre parrados especiales, de cultivo alto, lo cual deja el terreno de abajo libre para otro tipo de cultivos y reduce los riesgos de enfermedades ocasionadas por el calor. El Vinho Verde es un vino blanco o tinto ligero, fresco y seco. Su nombre no hace alusión al color del vino, más bien indica que éste debe ser bebido joven.

Tras os montes: Es una zona salvaje situada en la parte montañosa. Con suelos pobres e improductivos y climas extremos, que caracterizan sus vinos.

Távora-Varosa: Tambien una zona montañosa, en la que las vides crecen entre los 500 y 800 metros en suelos de granito, de las que se obtienen vinos con buena acidez y fruta. Por esto se utilizan mucho para vinos espumosos.

Bairrada: Ubicada al sur de Oporto, destaca por su suelo arcilloso y fértil, entre las montañas y el Atlántico. La casi totalidad de sus vinos son tintos, fuertes y frutales -elaborados con la cepa “baga”- o por el contrario espumosos.

Dao y Lafoes: El Dao, uno de los vinos más conocidos de Portugal, lleva el nombre de un pequeño río que fluye entre las montañas al sur del Duero. Su suelo de granito es ideal para la vid. La mayoría de los vinos de Dao son tintos para envejecer.

Dentro de esta también se encuentra Lafoes, que es una pequeña región en la que se elaboran vinos parecidos a los vinhos verdes, pero con mayor acidez.

Beira interior: Situada en algunas de las montañas más altas de Portugal. La mayoría son viñas viejas con pequeños rendimientos, pero buena calidad, difícil de conseguir en esta zona por su clima.

Lisboa: Alrededor de la ciudad. Aquí se elabora mucho vino, más en cooperativas con diferentes estilos y calidades.

Tejo: Es una de las regiones vinícolas más antiguas del país. Esta cercana a la ciudad de Lisboa y tiene producción de vino desde la época romana, ya que los antiguos poblados vivían por esa zona. Tienen vinos de calidad elaborados de forma tradicional.

Península de Setúbal: Localizada al sur del país, entre el Tajo y el Sado. Esta región produce un vino generoso dulce, elaborado con moscatel, que crece en las pendientes de la Serra da Arrábida.

Alentejo: Las llanuras del Alentejo ocupan un tercio de Portugal. Sus vinos son los que más se beben en Lisboa. Principalmente se dedican a elaborar vinos tintos ya que los blancos son más difíciles de elaborar con su clima cálido.

Algarve: La región más al sur de Portugal. Tiene un clima ni demasiado frío ni caliente, influenciado únicamente por el mar. Se realizan también vinos tradicionales.

Azores: Archipiélago de nueve islas con clima suave y húmedo durante todo el año. La mayoría de sus viñedos están en pequeños recintos rodeados de piedras, al estilo de Canarias, ya que también son islas volcánicas. Hacen principalmente vino blanco y el vino de cheiro o fragante.

Madeira: Tiene un clima influenciado por el océano, que se mantiene suave durante todo el año. Es extremadamente montañosa, por lo que las vides se plantan en pequeñas terrazas y con pérgolas. Sus uvas tienen una alta acidez.

Se elaboran tintos finos y secos, y el 80% de los viñedos son de Tinta negra destinada a vinos fortificados. Madeira da nombre al único vino del mundo que se produce en un horno. La cocción confiere aromas a tostados a un vino que originalmente es muy ácido, lo cual permite además su conservación por muy largo tiempo, conocido como estufagem.

Porto: Región del norte de Portugal, la más famosa del país. Se vinifican tanto oportos, como vinos blancos, secos y equilibrados y tintos finos y elegantes. Dada su importancia y extensión, vamos a detenernos en conocer un poco más de esta.

OPORTO: El mosto fermenta durante algunos días y luego, cuando el nivel natural de azúcar se ha reducido lo suficiente, se detiene el proceso de fermentación con la incorporación de aguardiente, quedando un nivel importante de azúcar residual que no pudo transformarse. Posteriormente el vino es colocado en recipientes de roble el tiempo suficiente para obtener el tipo de Oporto que se desee.

El oporto fue el primer vino del mundo cuyo proceso de elaboración fue sometido a una reglamentación con el objetivo de poner freno a los abusos de compradores ingleses y esto fue clave en la historia de éxito del oporto, cuyo viñedo es todavía el más reglamentado del mundo. Existen diferentes tipos de este vino:

·Vintage: El más fino de todos y uno de los mejores vinos de guarda del mundo. Es producto de una cuidadosa selección de los mejores vinos de un mismo año excepcional. Se cría en barricas durante dos años y luego se embotella, donde madurará en la cava por varios años o décadas.

·LBV (Late Bottled Vintage): Como el Vintage, el LBV es producto de la misma cosecha, pero mientras el primero pasa solamente 2 años en barrica, el LBV está entre 4 y 6 años, de donde procede su denominación Late Bottled (embotellado tardío). El LBV está listo para consumir una vez que se ha embotellado. Contrariamente al vintage, este Oporto se conservará durante varias semanas una vez abierta la botella.

·Single Quinta: Oporto milesimado procedente de una sola finca (quinta en portugués) que ha sufrido un añejamiento de 2 años en roble.

·Crusted: Mezcla de oportos que envejecerán más de 4 años en botella. Al no haber sido filtrados antes del embotellado forman sedimentos (crust en inglés).

·Tawnies: Un buen Oporto conservado durante años en barricas de roble pierde en el transcurso de su envejecimiento el color rubí original, pasando lentamente a un tono ámbar suave conocido como “tawny” (leonado). Los Tawnies son producto de un equilibrado corte de distintos vinos de diferentes edades, todos conservados por años en roble. La indicación de fecha (10, 20, 30 y 40 años) se refiere al promedio de edad de los vinos que integran el corte.

·Colheita: Es un tawny de un determinado año. El vino debe tener por lo menos 7 años en roble. No hay límite de edad, pudiendo encontrarse Colheitas de más de 40 años.

·Ruby: Se trata de un vino joven, frutado y corpulento, añejado en barricas y realizado de un corte de vinos provenientes de varios años con el fin de preservar el mismo estilo. Debe ser bebido joven.

·Oporto Blanco: El Oporto blanco es elaborado de la misma manera que el tinto, pero a partir de variedades de uva blanca (Viosinho, Malvasia Fina, Gouveio, Códega y Ravigato). Como el Ruby, proviene de un corte que ha sido añejado en roble durante 3 ó 4 años.

En Portugal se encuentran gran cantidad de variedades autóctonas, alrededor de las 285, con las que producir vinos de personalidades muy distintas. Pero las uvas más comunes son:

  • Blanco: Alvariño, Arinto, , Loureiro, Maria Gomes
  • Tinto: Touriga Nacional (Oporto), Baga, Castelao francés, Tinta roriz

Y por último, hablar de la clasificación de sus vinos, la cual es bastante parecida a la española:

-VQPRD: “Vino de calidad Producido en Región Determinada” vinos de alta calidad, con una producción limitada y anualmente fijada por las entidades que la reglamentan, y que provienen de uvas de variedades y regiones determinadas. Para utilizar esta clasificación, existen normas ya definidas en lo referente a las características, en cuanto al color, sabor y aroma. Esta referencia se substituye a veces por la sigla, más simple, de RD- Región demarcada (con denominación de origen)

-DOC: “Denominación de Origen Controlado”  La producción de estos vinos está unida a una región con una delimitación geográfica y características fijadas en una legislación propia.

-IPR: “Indicaciones de Procedencia Reglamentada” vinos provenientes de regiones que tras haber pasado un periodo transitorio, en que sus características continúan siendo analizadas, podrán llegar a ser incluidas en la categoría de los VQPRD.

-Vinos Regionales: son vinos de mesa con indicación geográfica de procedencia, osea que proceden de una región específica

-Vinos de mesa: Los que no encajan en ninguna de las anteriores, como el de aquí.

-CATA: En este caso, no he hecho ninguna selección en especial, sino que he comprado algunos de los vinos de Portugal que he encontrado en el supermercado. Quizás no sean los más representativos de la zona, o no estén en su mejor momento dado que tendrán menos rotación, pero también puede ser interesante catar vinos de este tipo y más económico seguramente. Los vinos son:

VISTA OLFATO BOCA
1 Color muy correcto, amarillo pálido, muy brillantes, burbujeo al servirlo. Algo más transparente quizás con respecto al resto Floralidad algo medicamentosa. Algo desagradable para algunos compañeros. Puede ser que el olor de este vino venga del tapón pilfer, que lo mantiene muy cerrado, reduciéndolo.

Con agitación abre y salen tonos más de panadería.

Muy poco cuerpo, resultando muy ácido. El final es ácido cítrico refrescante. La entrada en boca tiene algo de burbuja.

Tiene un poco de regusto a metálico.

2 Color muy correcto, amarillo pálido, muy brillantes, burbujeo al servirlo En parado huele a laca, disolvente, que al agitarse poco se acentúa. Resulta un olor un poco artificial.

Aun agitándose bastante no se abre.

Tiene algo más cuerpo que el primero. Es más ácido, e igualmente tiene burbuja al entrar en boca.
3 Color muy correcto, amarillo pálido, muy brillantes, burbujeo al servirlo Huele a sudor. Al agitarlo mejora, aunque sigue sin salir una floralidad clara, porque sigue mezclada con algo sucio. Es el que más cuerpo tiene de los tres. La acidez es más baja, por lo que está más equilibrado. El final en boca resulta más dulzón.
4 Buen color para un rosado, algo de burbuja, pero sin desprendimiento. Color con azulados característicos del tempranillo. Tono muy bonito y brillante. Al agitar se nota que ya tiene más cuerpo. Olor más floral del tipo violetas, lirios. La sensación inicial es dulce, y tiene cuerpo. Puede ser que tenga algo de azúcar.

El final de boca es equilibrado entre dulce y amargo, con recuerdos a fresa. Es muy comercial y fácil de beber para personas que no habitúan a beber vino.

5 No tiene demasiada capa. Capa media alta. Tono algo envejecido, ya no le quedan azules, sino que empiezan a salir amarillos incluso. Podría ser un vino con barrica. Fruta tipo manzana asada, compota, membrillo, … Olor alcohólico.

Salen también minerales al agitar.

 

Tanino un poco marcado, al que no estamos muy acostumbrados que aparece a media boca. Es algo verde.

No tiene mucho cuerpo.

Final de boca con tanino dulce.

6 Tono dorado, ambarino característico de este tipo de vinos de Oporto. Olor muy potente a alcohol. Algo del estilo piscina, lejía, … Posiblemente porque no está bien ensamblado el alcohol. Parece que está encabezado con alcohol en vez de con aguardiente. No está bien ensamblado, por un lado sale el azúcar, y el alcohol por otro.
7 Marrón anaranjado. Ámbar más oscuro, tipo resina. Es el que tiene más cuerpo, pero no demasiado brillo, normal en este tipo de vinos que han pasado tanto tiempo en barrica. Nariz más lograda. Más parecida a los vinos de este tipo. Mejor ensamble que el anterior. Sabora aromático y dulce. Persistente en boca, final largo.

Puntuaciones:

PUNTOS 1 2 3 4 5 6 7
Vinho verde Messias Vinho verde Don José Pereira Mateus White Mateus Rosé Albastro Porto Branco Vasco´s Porto Reserva Tawny Vasco´s
Catador 1 2 3 1 7 6 4 5
Catador 2 6 4 3 7 5 1 2
Catador 3 5 4 3 7 2 1 6
Catador 4 2 4 1 6 3 5 7
Catador 5 3 2 5 7 6 1 4
Catador 6 5 6 4 7 3 1 2
Catador 7 5 4 3 7 6 2 1
TOTAL 28 27 20 48 31 15 27

 

A %d blogueros les gusta esto: