Archivo del sitio

Los Rioja de los Noventa

Otro año mas nos ponemos a rebuscar u olisquear por mueble-bares, desvanes, almacenes y sótanos de sus casas en busca de botellas extraviadas, malqueridas y olvidadas. En este caso nuestro objetivo: Vinos de Rioja de la década de los 90. Es que los más viejos, se nos están acabando.

En este afán, conseguimos hacernos con un número suficiente de botellas de los años 90 de la DO Rioja, principalmente de bodegas prestigiosas ya en esa época y alguna que otra botella anecdótica de años anteriores, que me da pena hasta descorchar.

Así que ordenamos los vinos, de mas viejo a más joven, estrategia que en este tipo de vinos da mejor resultado, descorchamos las botellas, lo cual con algunas no resulta nada fácil (se nota que son años de apurar en los corchos), como siempre se introdujeron las botellas en sus fundas, para no dejarnos influenciar por su conocimiento, las dejamos que respirasen un rato y nos liamos a la tarea.

Valcor, de Bodegas Valcor de El Cortijo (Logroño) Tinto de 1990. (12,5 % Vol.)

Alguno recordará esta bodega de corta trayectoria, sobre todo si se quedo sin cobrar su vino, como le ocurrió a varios.

El vino aparece muy evolucionado en color, con mucha acidez volátil y olor acrescente y a cueva en boca ácido y agrio, con ligera sensación dulce del alcohol.

 

 

 

.

.

.

Añares de Bodegas Olarra de Logroño cosecha 1990. (12,5 % Vol.)

Color también muy evolucionado, con aromas un tanto reducidos con cuero y tostados. En boca alta acidez con regusto metálico y muy poco cuerpo.

 

 

 

 

.

 

.

 

Vino servido en la boda de Donato Guzmán (padre de Julen) de San Vicente de la Sonsierra del año 1993.

Un vino con bastante intensidad colorante, evolucionado razonablemente y brillo escaso. Con aroma dulzón, con matices de azúcar caramelizada y regaliz y recuerdos a humedad y tierra mojada. En boca se muestra equilibrado, caliente, dulce y con cuerpo. Resulta bastante largo en boca con recuerdos de café y vainilla que dan impresión de buena madera de crianza.

 

 

 

 

.

 

Solar Viejo de Bodegas Solar Viejo de Laguardia, Reserva de 1994. (12 % Vol.)

Color bien conservado, manteniendo tono rojo. En nariz muy sucio al principio, recuerda olores a cuadra. Al agitar se abre a aromas más dulzones. En boca resulta equilibrado, caliente y con cuerpo; con un final de boca largo y recuerdos a café.

 

 

 

 

.

 

Graco Imperator de Bodegas Burgo Viejo de Alfaro, Crianza 1995. (12,5 % Vol.)

Color no intenso, pero conservado. No muy intenso en sus aromas, pero elegantes con toques lácteos y florales cuando se abre trás agitarlo. En boca no tiene mucho cuerpo, pero se conserva muy entero y con acidez, resultando un tanto “juvenil”.

 

 

 

 

.

.

 

Longrande de Bodegas Abeica de Abalos, Reserva de 1996.(13 % Vol.)

A la vista, alta intensidad colorante manteniendo muy buena tonalidad. En nariz inicialmente humedad, para pasar a tonos de café y tostados. En boca se mantiene muy entero y con mucho cuerpo, resultando mas caliente que ácido con un final de boca de tanino dulce.

 

 

 

 

.

 

Viña Amezola de Bodegas Amezola de la Mora de Torremontalvo, Crianza de 1997. (12,5 % Vol.)

Color bastante evolucionado y con poco brillo. En nariz aparece dulce y rancio con recuerdos ajerezados que se trasmiten también luego en boca, recordando a brandys y vinos de Jerez. El conjunto resulta bastante agradable.

 

 

 

 

.

.

 

Burgo Viejo de Bodegas Burgo Viejo de Alfaro, Roble 1998. (12,5 % Vol.)

A la vista evolucionado y muy brillante. en nariz inicialmente algo neutro con recuerdos a bayeta mojada, luego al abrirse tras agitación aparecen aromas balsámicos, humo y tostados. En boca le falta algo de cuerpo, resultando caliente y con un final dulzón.

 

 

 

 

.

.

Marqués de Carrión de Bodegas Marqués de Carrión de Briones, Reserva 1998. (14 % Vol.)

Mantiene muy bien su color, con alta intensidad colorante y mucho brillo, conservando tonalidad adecuada. En nariz aromas a fruta madura con toques de madera a tostados y chispa de mechero. En boca se muestra sabroso, entero y equilibrado, con mucho cuerpo y sensación alcohólica importante. Con un final de boca muy largo y agradable.

 

 

 

.

.

Estos fueron los resultados obtenidos:

Ptos.
Marca Bodega Tipo Añada % Vol. Población Totales Puesto
Valcor Bodegas Valcor Generico 1990 12,50% El Cortijo 24
Añares Bodegas Olarra Generico 1990 12,50% Logroño 24
Donato Guzmán Donato Guzmán Generico 1993 ¿? San Vicente de la Sonsierra 66
Solar Viejo Bodegas Solar Viejo Reserva 1994 12% Laguardia 70
Graco Imperator Bodegas Burgo Viejo Crianza 1995 12,50% Alfaro 93
Longrande Bodegas Abeica Reserva 1996 13% Abalos 97
Viña Amezola Bodegas Amezola de la Mora Crianza 1997 12,50% Torremontalvo 55
Burgo Viejo Bodegas Burgo Viejo Roble 1998 12,50% Alfaro 41
Marqués de Carrión Bodegas Marqués de Carrión Reserva 1998 14% Briones 110

Resultados muy gratos para mi, ya que tanto el vino Marqués de Carrión, como el Graco Imperator, son obra mía en otros tiempos.

Al final y fuera de concurso, catamos estas otras excentricidades:

Juan Colomer Mummany, Brut Nature de 1994

Un poco de espuma en el servicio, que desaparece inmediatamente, luego alguna burbuja suelta. Color amarillo dorado y aroma a levadura con acidez volátil alta y recuerdos como a cuero. En la boca sin

 

 

 

 

 

 

 

Botella de la Benemerita Guardia Civil embotellada en Laredo en 1982

Un pasote de presentación que nos traslada a otra época.

Color razonable y en nariz cerrado, sucio y con volátil. En boca mantiene la acidez y un toque dulzón, pero también se le nota algo picado.

 

 

El mismo vino de la boda del padre de Julen, pero en este caso convertido en un perfecto vinagre añejo.

Para rematar la cata, nada mejor que la mejor canción de Rock de los noventa, según la revista Rolling Stone.

Anuncios

Aquellos 90

Volvemos a las andadas, revolviendo sotanos, bodegas y desvanes en busca de viejas botellas de vino. En esta ocasión tratamos de buscar botellas de Rioja de los años 90 y como no, lo conseguimos.

Una cata comprometida y arriesgada por mi parte, dado que enfrentaba a 3 vinos elaborados por mi (2 en serio y uno de chirigota) con tres pesos pesados de la enología Riojana. Con 2 cojones, de valientes están los cementerios llenos.

20150605_202601

Vino 1) Marqués de Carrión Crianza 1998de Bodegas Marqués de Carrión (JGC).
Uno de mis vinos, que se sirvió en primer lugar por ser el más joven de la cuadrilla. Resulto con aromas a cuero con recuerdos de acidez volátil, maderas resinosas y anís. En boca cuerpo, sabroso y con alta acidez.

Vino 2) Casa Tejada 1995 de Sociedad de Pescadores de Secano.
Un vino trampa, elaborado con mi cuadrilla con métodos prehistóricos y a base de la racima que quedo en las viñas de Ausejo en 1995. Como se podía esperar de el, con poca capa y mucho brillo (que achaco a la acidez de la racima). Intenso, dulzón, membrillos. Algo sucio con chispas y polvora. En boca salado con poco cuerpo y acidez descompensada.

Vino 3) Marqués de Carrión Reserva 19995 de Bodegas Marqués de Carrión (JGC).
El tercero de mis vinos. Presento tonalidad elevada y aromas a lácteos, mantequilla, café y palomitas, algo picante. En boca mucho cuerpo astringencia, muy entero.

Vino 4) Marqués de Riscal Reserva 1994 de Bodegas Marqués de Riscal.
Con mucha capa y pasado en tonalidad. Aromás muy oxidados, ajerezado. Balsámicos, mentolados y alcanfor. Completo en boca, muy largo. Sensaciones de acidez, alcohol y cuerpo y tanino dulzón.

Vino 5) Igay Crianza 1995 de Bodegas Marqués de Murrieta.
Color caido. En nariz obscuro, sucio y muy reducido. Dulzón en boca perdura un roble muy suave.

Vino 6) Montereal Gran Reserva 1994  de Bodegas CVNE.
Mucha capa, alta tonalidad y mucho brillo. acusa reducción, con armas balsámicos, café y pimientos asados, algo picante. Con cuerpo, dulzón, especiado, complejo y muy largo. Deja muy buena impresión.

Como era esperable, todos estaban bastante evolucionados en color.

20150605_202622

Como es costumbre, los vinos se sirvieron ocultos y no fueron mostrados hasta finalizar la cata y las pertinentes votaciones.

Estos fueron los resultados:

aquellos 90

Bueno, unos resultados que me dejaron altamente satisfecho con mis 2 vinos en 2º y 3º puesto, por detrás de un Monterreal de CVNE y por delante de un IGAY y un Marqués de Riscal.

Mi pobre vino, elaborado con mis queridos amigos de la SOCIEDAD DE PESCADORES DE SECANO, como se podía esperar, se quedo el último; aunque para mi siempre será el mejor por las increíbles meriendas e inolvidables momentos que pasamos elaborándolo toda la cuadrilla.

A %d blogueros les gusta esto: